El fracaso de los miles de seguidores

¿Tener miles de seguidores en nuestras redes sociales es un triunfo?

Desde el primer momento en el que abrimos una cuenta en cualquier red social para impulsar nuestra marca o negocio comenzamos a obsesionarnos con los números y con la idea de tener millones de fans o seguidores, pero como en muchos otros ámbitos de la vida en las redes sociales la cantidad no es sinónimo de calidad, de hecho, muchas empresas cometen el error de sólo tomar como indicador la cantidad de fans que tienen y basar este número su medición de éxito o fracaso.

Existen casos donde las marcas hacen buenas cosas y obtienen buenos resultados, pero ¿cómo medimos esos resultados?, para muchos de los responsables de las cuentas la forma más evidente de medir los resultados en visualizando el número de fans, siendo esto totalmente erróneo, ya que hay muchas marcas que al abrir cuentas en redes sociales atraen miles de seguidores tan sólo por tratarse de un producto que ya es sumamente conocido en el mercado a través del marketing tradicional.

Tener miles o millones de seguidores no resulta malo en lo absoluto, a no ser que por el ímpetu de ganar seguidores se hayan acumulado cuentas y más cuentas lo que nos dará como resultado una audiencia irregular que no podremos transformar en posibles ventas.

Así de esta forma podemos llegar a la conclusión de que no es realmente importante el número de fans y seguidores sino más bien el comportamiento que éstos tengan; esto dio pie al uso del término “engagement” que no es más que una medición de interacción con tu marca; tener mucho mejor “engagement” es ciento de veces mejor que tener millones de seguidores que no responden ni comparten.

La experiencia que tengamos con las redes sociales hará que a la larga vayamos definiendo nuestros propios indicadores, la interacción con los usuarios dará pie a llevar estadísticas ajustadas a la medida de nuestro mercado, lo que a su nos dará una mejor comprensión que valdrá más que medir fans y seguidores.

Deja un comentario