Historia del montañismo y consejos para practicarlo

Historia del montañismo y consejos para practicarlo. Descubre la Historia del montañismo y recibe consejos de expertos para practicarlo con seguridad

1760, Chamonix (Francia) es la fecha y el lugar del surgimiento de las primeras técnicas de alpinismo, desarrolladas por el joven Horace Bénédicte de Saussure, mientras estudiaba las características del Mont Blanc. Descubrió que esta cumbre podía ser conquistada. Durante muchos años vagó por los pueblos de los alrededores, ofreciendo recompensas a los que llegaban a la cima.

Recién en 1786, el doctor Paccarde y el cazador Jacques Balmar lograron la hazaña. Las dificultades técnicas comenzaron a crecer, ya que también aumentó el número de aficionados.

Fue en 1953 cuando Man llegó a la cima del mundo. El alpinista Edmund Hilary y su compañero Tensing Norgay pisaron la cima del monte Everest por primera vez. El London Alpine Club, creado en 1857, fue la primera asociación de montaña del mundo.

Independientemente de las técnicas necesarias, el montañismo es un deporte que permite el contacto con la naturaleza, haciéndonos olvidar del estrés de nuestro día a día.

El montañismo está incluido en los deportes de aventura y se practica en un entorno natural. La forma física es un factor importante para practicar este deporte de forma segura. En una definición amplia, el alpinismo es el deporte de escalar montañas con el objetivo de alcanzar sus picos.

El montañismo implica planificación y logística, ya que presenta varios niveles de dificultad y riesgo, que obligan a priorizar la seguridad. Por lo tanto, los medios utilizados para cada tarea dependen de su dificultad.

El montañismo logra un grado de convivencia pacífica con la naturaleza, disfrutando de todo lo que tiene para ofrecer sin dañarla. Hoy en día, cada vez gana más adeptos, ya que es buscado por aquellos que quieren escapar del estrés y quieren tener un mayor contacto con la naturaleza. El alpinismo es, sobre todo, una forma de olvidarse de los problemas de las grandes ciudades.

 

El alpinismo puede ser practicado por cualquier persona, con solo evaluar su condición física. Se recomienda una visita al médico para esta evaluación. Esto evitará problemas en el camino.

Para algunos, la edad ideal para iniciarse en el alpinismo es a partir de los 12 años. El primer paso se debe dar con la escalada, a partir de ahí el practicante puede empezar a conocer otras técnicas de montañismo.

Antes y después de cualquier ruta conviene hacer unos estiramientos, ya que siempre se requiere mucho esfuerzo físico.

No dejes de consultar los consejos que compartimos para practicar esta actividad de manera segura, así como toda la información sobre la licencia de montañismo que puedes obtener a través de la ACP.

Deja una respuesta