Los auriculares del futuro podrían ser ‘casi invisibles’

Los auriculares del futuro podrían ser ‘casi invisibles’ y tener más autonomía

Startup promete que el chip de silicio hará que los auriculares sean casi invisibles en los oídos.

Los auriculares del futuro podrían ser ‘casi invisibles’ y tener más autonomía

Una startup alemana llamada Arioso Systems cree que puede hacer que los auriculares sean aún más pequeños, más discretos y eficientes al eliminar los imanes y la membrana móvil. Denominado Nanoscopic Electrostatic Drive (NED), el proyecto tiene como objetivo utilizar nuevos chips de producción de sonido para tratar de mejorar la duración de la batería y hacerla menos dependiente de los cargadores.

Durante más de 150 años, los altavoces han necesitado un imán que haga vibrar una membrana delgada para que nuestros oídos puedan captar el sonido de la música. Arioso Systems, sin embargo, garantiza que su micro altavoz fabricado en silicio puede generar sonido a menor escala, pero suficiente para un uso recreativo.

 

Dado que el oído humano aún necesita vibración para «comprender» el sonido, el NED se compone de varios haces delgados, de 20 micrómetros de largo cada uno, que pueden doblarse cuando se les aplica voltaje. En ese momento, las distintas aberturas del chip, presentes en ambos extremos del componente, permiten que el aire empujado por este movimiento llegue al oído del usuario.

El nuevo diseño propuesto por la startup tiene como objetivo crear modelos de auriculares inalámbricos que son casi imperceptibles cuando se colocan en el oído.

Los inventores de Arioso Systems también afirman que unos auriculares como este, hechos completamente de silicio, podrían facilitar la ampliación de la producción en masa utilizando los métodos conocidos actuales.

Por otro lado, ignoran la crisis de los chips, un desplome mundial en la producción de semiconductores provocado, entre otros factores, por la alta demanda pospandemia de este tipo de repuestos, para la producción de notebooks y otros dispositivos de uso doméstico. El fenómeno retrasó la producción de teléfonos celulares, tarjetas de video, cámaras, videoconsolas e incluso automóviles. Por lo tanto, no es posible creer que un producto como este esté cerca de ser lanzado.

Deja una respuesta